Translate/Traduce.

sábado, 30 de mayo de 2020

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple 2020



Os dejamos un resumen de todo lo que se ha realizado para este día por parte de la 
Asociación Granadina de Esclerosis Múltiple.


miércoles, 15 de abril de 2020

#QuédateEnCasa #Día32. ES MOMENTO DE PEDIR PERDÓN Y DE SER AGRADECIDO

No hace mucho, un compañero de trabajo, me ayudó con un tema concreto. En un mensaje le di las gracias y él amablemente me respondió, "no las merece"
Acto seguido yo respondí: "En los tiempos que corren, ser agradecido es quizás la mejor moneda de cambio que hoy día tenemos"

Días después fui consciente de algunas cosas, según iban sucediéndose diferentes circunstancias que se derivan de esta situación pandémica que estamos viviendo, y para la que a mu juicio, demostrado a quedado que no estamos preparados para actuar, somos muy lentos ante un enemigo que es excesivamente rápido.

Y esa lentitud me hace reflexionar bajo la impotencia e ira que siento por no poder hacer más y además por no hacerlo mejor. 
Mejor porque lo que puedo hacer no llega a todo el mundo que pudiera servirse de mi ayuda y más porque supongo que como muchas otras personas y profesionales, perciben la necesidad de hacer más por los demás.
De forma que tal impotencia, rabia, y frustración necesitan exteriorizarse. Y así decido hacerlo.


Quiero pedirte perdón. 


Por multitud de cosas, aunque sé que lo difícil no es pedirlo, sino el acto en sí de perdonar, y eso te lo dejo a ti.

Te pido perdón, por no estar a la altura de las circunstancias.
Te pido perdón, por llegar tarde a tu necesidad de ayuda.
Te pido perdón, por hacerte entender que estaba aquí, pero no pudiste llegar a mi.
Te pido perdón, por no haber podido ayudarte en la demanda de ayuda que me pediste.
Te pido perdón, por todo aquello que pudiera depender de mi, y no te facilité.
Te pido perdón, por hacerte creer que no era necesaria mi ayuda, y que tú podías con todo.
Te pido perdón, por si en algún momento, y sin quererlo, te hice sentirte abandonada o abandonado.
Te pido perdón, por el dolor propio o ajeno que hayas sentido, y no hay podido ayudarte a expresarlo.
Te pido perdón, por todo aquello en lo que hubiera podido ayudarte y no lo hice.

Y te lo pido de corazón, con un sentimiento de tristeza que inunda este momento, al creer que pude hacer más y no lo hice. Te lo pido, perdón, con la sinceridad de mi Ser, sin miedo y con la necesidad de hacerte llegar lo que siento. Te lo pido porque es importante para mi y espero que para ti también.

Y quiero Agradecerte.


También deseo hacerte llegar mi agradecimiento, sincero y emocionado.

Te agradezco tu esfuerzo por hacer lo que haces, por ayudar, a pesar del riesgo que corres.
Te agradezco tu generosidad en dar todo lo que tienes.
Te agradezco tu valentía y coraje para demostrar que pese a todo, no te rindes y ahí estás.
Te agradezco tu empatía en cada gesto hacia el que te necesita.
Te agradezco tu complicidad en las miradas que esconden un rostro protegido con una mascarilla.
Te agradezco tu sinceridad por todo lo que expresas en momentos tan difíciles.
Te agradezco tu paciencia, pues ha de ser difícil al no saber si algún día esto tendrá fin.
Te agradezco a ti y a los tuyos, por tenerte ahí, en casa ayudando a los que ayudan, cuidándote.
Te agradezco a ti por estar ahí, esencial, para todos.

Y te lo agradezco de corazón, con la calma necesaria de hacerte creer que son sinceras mis palabras y sus frases.

Y finalmente espero, que aceptes mis moneda con su cara y su cruz. La cara de mi agradecimiento infinito y la cruz de mi perdón sincero.




 #QuédateEnCasaDía1        #QuédateEnCasaDía2     #QuédateEnCasaDía5       #QuédateEnCasaDía16




#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa
#Día5
#DueloenAislamiento
#EnfermedadCrónica
#EsclerosisMúltiple


Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.

martes, 7 de abril de 2020

#QuédateEnCasa. #Día24. Por Mis Compañeras

Muchas veces me oís decir, o me leéis, que expresarse emocionalmente ayuda. Y también me oís decir, o leéis que lo que suelo trabajar con las personas a las que intento ayudar, yo también lo hago.

Y además suelo hacerlo con frecuencia, porque no sólo creo en lo que hago, sino que también he comprobado que sirve y es útil, cuando en mi caso personal, estoy sobrepasado por algún motivo. Y esta situación de cuarentena, con prórroga ya incluida se hace especialmente dura para cualquiera, incluso para un psicólogo, para mi, aunque tengo la suerte de estar mentalmente ocupado en lo que hago habitualmente, ayudar, aunque sea telefónicamente o por videoconferencia.

Sin embargo necesito algo más porque hecho de menos a mucha gente, y he pensado que hacerle llegar a toda esta gente, este sentimiento de añoranza hacia él o ella, me ayudará. He decidido empezar por mis compañeras de la asociación, no por nada, sino porque este blog surgió en ese entorno.

Así, queridas compañeras, amigas, me gustaría haceros saber lo siguiente a cada una de vosotras.

Querida Fany. Siempre discreta y pendiente de todas y de mi, muchas gracias por todo. Son ya muchos años los que llevamos juntos, tantos cómo años tienen nuestros niños, pero eso queda entre nosotros. 
Me encanta verte sonreír y me encanta que de vez en cuando saques esos cinco minutos para quedarte a tomar esa coca-cola que sirve para mantenernos unidos fuera del contexto profesional. Gracias por tu comprensión apoyo y confianza. Te mando un beso muy fuerte. 

Querida Lola. Siempre pendiente a todas nuestras agendas. Te has convertido en alguien imprescindible para todas nosotras. Me encanta tu sentido del humor, y la capacidad que tienes para priorizar las cosas dentro y fuera del trabajo. Nos haces más eficientes a todos, y a mi personalmente me das mucha seguridad cuándo los jueves, llego allí y sé perfectamente lo que tengo que hacer sin entrar aún en mi despacho. Te mando un beso muy fuerte enorme.

Querida Encarni. Tan profesional siempre, tan implicada siempre y preocupada por todas las personas, me has enseñado a mirar más allá de lo que sé ver. Añoro más tiempo contigo fuera del trabajo, esas salidas de equipo porque me río mucho contigo y me gustaría hacerlo más frecuentemente. ¿Recuerdas la última vez? Sí, esa misma, cuándo me lesioné bailando...Y es que siempre lo he dicho, soy arrítmico. Un beso muy fuerte.

Querida Laura. Lo primero Gracias por tu confianza. Admiro tu profesionalidad y saber hacer. Me encanta tu forma de ser, tu desparpajo para decir sin filtros lo que piensas, cuándo estamos relajados en esos días de comidas de equipo. Eres un pilar importante en nuestro equipo. Me encanta de ti esa sonrisa que tienes, contagiosa. Un beso muy fuerte.

Querida Inma. Ufff lo que estoy echando de menos llegar antes de tiempo a la asociación y aprovechar para tumbarnos juntos en esa mega-camilla, en la que te veo trabajar en ocasiones. Me río muchísimo contigo, porque tu sentido del humor, irónico y directo, es de agradecer. Me encanta llegar a verte, llegar a despedirme antes de marchar, y que me ofrezcas gominolas, de esas que no engordan y que sirven para dar energía y escuchar 4 horas seguidas. Un beso muy fuerte.

Querida Ari. Uyyyy que decir de alguien que hace reír tanto... Me encanta que todo te pase a ti, y que todo lo que te pase, no nos pudiera pasar a los demás, porque es como tener una amiga increíble que hay que cuidar mucho para que no le ocurra nada. Estos días cuándo dices en el grupo que estás estupenda, yo me digo "claro, si no le pasa nada..." y me río yo sólo pensando en ti. Un beso muy fuerte.

Querida Andrea. Ya te he dicho en alguna ocasión que me encantas, me encantas como eres, disfruto de tu compañía que me sabe a poca, y me encantan cuándo me regañas por tener las cosas a medias, o pendientes de terminar. A veces me pregunto si no las hago para que cuándo vengas me regañes. Gracias también por tu confianza en mi persona. Pronto saldremos otra vez a comprar ropa, para quien sea...y tomaremos café entre las horas. Y lo haremos sin filtros. Un beso muy fuerte. 

Querida María. Entrar en la asociación y verte en el primer despacho no tiene precio para mi. Te confieso que me gusta verte super atareada, porque me gusta observarte, aunque disfruto de ti, mucho más cuándo no tienes nada que hacer, dejas el móvil, y me atiendes aunque sea cinco minutos; sí esas veces que me siento delante tuya, sin tener nada que hacer ni decir. 
Y por supuesto, no tendré palabras para agradecerte que te inventases los jueves para comer. Ya te he dicho lo mucho que disfruto de esa hora y pico, es quizás el mejor momento de la semana para mi.
Me ha permitido conoceros en profundidad y darme a conocer tal cuál soy. Gracias por todo y por tu confianza en mi persona.


Tengo muchas ganas de veros, de estar con vosotras, de reírnos juntas, de reunirnos a las 4 de la tarde, o de irnos de cervezas y cena incluida con los demás, Josué, Encarni, Jeanette... y el que quiera apuntarse, porque somos un grupo abierto y unido. Os necesito de una forma u otra en mi vida con más o menos presencia, pero con la garantía real de que más temprano que tarde, volveremos, de una forma u otra, a estar juntos.

Gracias a todas por todo. Os quiero.
Alberto.




#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa
#Día5
#DueloenAislamiento
#EnfermedadCrónica
#EsclerosisMúltiple



 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.

lunes, 30 de marzo de 2020

#QuédateEnCasa. #Día16: El Duelo Sin Despedida


"Mi madre murió sola, yo no pude acompañarla. Tampoco pude ir a su entierro, estoy aislada y en cuarentena" M.A.R.

El #Día5 de esta #cuarentena, escribí sobre el sentimiento de angustia que se podía vivir, al tener un familiar ingresado, y no poder acompañarlo. Introducimos ya una técnica que permitía gestionar la pérdida durante ese ingreso, en el caso de que la persona falleciese, sin explicar, qué sentimientos y emociones, ha de enfrentar una persona que pierde a un ser querido en estas situaciones de confinamiento y aislamiento por el #Covid-19

La semana pasada, fui conocedor de que una amiga mía, perdió a su madre, como tantas otras personas están perdiendo familiares en estos días. En otras circunstancias, nos hubiésemos visto en su velatorio, despedida, incineración, pero no pudo ser.

Nos resulta muy difícil hacer frente ya a la pérdida de seres queridos. Estar en los últimos momentos, o durante todo el momento, acompañando es una forma no sólo de elaborar la despedida, sino que forma parte de un proceso lento en el que la mente se expone secuencial y progresivamente al momento de la pérdida. Esa preparación lenta y con cuentagotas, no alivia el dolor que se expresa después, pero permite a la mente y por ende a la persona, prepararse para la realidad más inmediata que viene a posteriori, la ausencia física de la persona que ha fallecido y la idea de su muerte.

Durante el entierro, la incineración, la última despedida, la mente constata que la realidad ha cambiado, que ya es inamovible y por tanto, la realidad que viene a partir de ahora, es una realidad muy distinta. La persona fallecida, nunca más estará físicamente presente.

Sin todo este proceso de preparación de la despedida, que supone un velatorio, entierro, incineración, etc, para empezar a trabajar física y mentalmente una nueva realidad, ¿cómo podemos comprender psíquica y emocionalmente una situación así de difícil?

Un Duelo Sin Despedida.


Una de las primeras cosas que me gustaría dejar claro, es la necesidad del sufrimiento como un proceso que ayuda a gestionar aquello que mentalmente, por diferentes razones, culturales, religiosas, antropológicas incluso, etc, intentamos no expresar en circunstancias habituales, que no normales.
Sufrir, por tanto, es un proceso que en sí ayuda a la canalización y expresión de las emociones que de alguna forma u otra, por algún motivo u otro, intentamos reprimir psíquica y emocionalmente. Por tanto, el sufrimiento, es algo así como un proceso de catarsis emocional, necesario en ocasiones.
Sin embargo, es la persona en sí la que no está acostumbrada a la expresión y exposición de su propio sufrimiento y del sufrimiento de los demás. De ahí que cuándo es necesario sufrir, muchas veces, físicamente experimentemos sensaciones totalmente desconocidas, pero necesarias.

Nos exponemos al sufrimiento emocional por la pérdida de seres queridos, muy pocas veces a lo largo de nuestra vida, en comparación con el tiempo que vivimos con ellas y ellos. Y muy pocas veces, y en circunstancias muy excepcionales, vivimos la pérdida de un ser querido en situaciones que racionalmente entendemos como excepcionales, algo que no suele ocurrir, como por ejemplo, un atentado terrorista, un catástrofe natural o una situación como la actual, una pandemia sanitaria.




De forma que estamos más habituados a una muerte esperada y acompañada que a una muerta inesperada y en soledad.

Y esos dos matices últimos, son claves para entender y comprender lo que vamos a vivir, si hemos perdido a alguien en esta situación de alerta sanitaria por pandemia de Covid-19.

Este primer concepto, lo excepcional, implica para el familiar sobreviviente, la idea de que si nada de esto hubiera pasado, su familiar seguiría viva, vivo. Esta primera idea, supone para el familiar, la necesidad de comprender una muerte que no es capaz de asimilar en este momento. El componente asociado de en soledad, supone para la persona, para el familiar, una necesidad real de comprender que no pudo hacer nada por revertir esa situación, y además, enfrentarse a lo que nunca hasta el momento ha vivido, no despedir a un ser querido en su fase final. Esta realidad, amortiguada ya la fase de ira, supondrá la vivencia de un sentimiento de culpa, es como si la persona en su foro interno se dijese "le he fallado, justo cuándo más le hacía falta" Sin embargo, a veces queda un resquicio aún donde el componente de muerte excepcional, aparece y la persona se dice a sí misma "...pero es que no pude, no pude hacer nada..." Esta sea quizás, la primera exposición al sufrimiento que está por vivirse.
Después habrá que enfrentarse a la incetidumbre constante de pensamientos sobre ¿habrá sufrido? ¿estaría acompañado?...causantes de una angustia emocional de alta intensidad por no tener respuesta, es el consuelo mínimo que la persona quisiera tener por no estar presente, una muerte sin sufrimiento y con alguien al menos allí ya que no pude estar yo.

¿Entonces cómo puede hacer frente la persona a la pérdida de un ser querido en una situación tan excepcional cómo esta pandemia sanitaria? 



1. Una vida, no es un momento. Psicológicamente el familiar se va a enfrentar una idea. Durante la vida de su ser querido que ha fallecido, ha estado ahí, ha sido feliz en gran cantidad de ocasiones con él o ella, y además ha hecho por él o ella todo lo que ha podido y más. Sin embargo, su mente retendrá en esta primera exposición al duelo que ha de vivir, que le ha fallado al final. El efecto recencia, (recordar más y mejor lo que sucede al final), se hace muy poderoso en este momento , porque además está asociado a un componente emocional y psíquico de alta intensidad, y a una nueva realidad física, la ausencia de la persona a a partir de ahora.  De forma que éste pensamiento, intentará restar importancia a todo lo que la persona ha experimentado en vida, con el ser que ha perdido. Y tendremos que recordar y recuperar lo vivido con nuestro ser querido, al que hemos perdido, para difuminar progresivamente en nuestro recuerdo la idea de que haya fallecido en soledad, sin nosotros acompañándole, no del fallecimiento en sí.
2. La Autocompasión. Psicoloógicamente hablando la #autocompasión es la capacidad que la persona tiene, para eximirse de su propia culpa, ser indulgente consigo misma, perdornarse y todo ello, hacerlo sin juzgarse. 
Pues bien en estos momentos de tanto dolor, has de poner en práctica tu habilidad autocompasiva. Necesitas por tanto, redimir, eliminar todo sentimiento de culpa asociado a ti, que además te vincule emocionalmente a la idea de que la situación hubiera podido ser diferente si... Esta frase que puede recoger uno de los pensamientos automáticos y más repetitivos, supone emocionalmente, que de alguna forma, intentas liberarte de la culpa. Lo que ocurre es que la mente comprende mejor las órdenes concretas y directas, de forma, que es mejor que tu pensamiento elabore la siguiente instrucción "Hice todo lo que pude. Hice todo lo que estaba en mi mano. No es culpa mía. Yo hubiera estado allí, sin duda" Aunque seas consciente de estos pensamientos, es necesario que los evoques y los sustituyas por el primero, porque esto ayudará a comprender que la situación en sí ha sido la responsable de que no se haya podido acompañar y despedir a nuestro ser querido, y por tanto no se trata de que tú le hayas fallado. Esto es importantísimo.
¿Y si yo contagié a mi familiar? Una de las características propias de esta situación de pandemia sanitaria es que la sociedad se enfrenta a algo desconocido y con poca capacidad de control sobre él. De forma que esa misma circunstancias también son aplicables a tu situación personal, no has podido hacer más de lo que hiciste, porque posiblemente, no eras conscientes de estar contagiada o contagiado hasta que se te comunicó que lo estabas. Esto significa que la situación escapaba a tu control, no pudiste hacer nada más, y desde que tuviste conocimiento, hiciste lo que pudiste, de forma que volvemos otra vez al punto de partida. Es la situación tan excepcional, la responsable en sí.

3. Expresa sin miedo tus emociones. La tristeza es una emoción que todos tenemos. Sus sentimientos evocados, la pena, la angustia, el desconsuelo, la infelicidad, etc, son y representa el componente emocional sobre cómo nos sentimos por estar tristes. El afecto, sería por tanto la forma en la que expresamos nuestra emoción y sus sentimientos, con el llanto, por ejemplo.
Cuándo lloramos por un ser querido, estamos expresando vivencialmente la pérdida y el miedo a que el vínculo afectivo que nos une a la persona fallecida se pierda. Y es muy importante expresarlo, porque la mente no sería capaz de expresar todo lo expuesto en los puntos 1 y 2 y no comprender que no se esté triste. En ocasiones la persona verbaliza que no llora, que no puede o que no tiene lágrimas ya. Aún así el estado de tristeza está ahí. También en ocasiones, la persona puede experimentar un sentimiento ambiguo, una mezcla de tristeza y de liberación. La liberación hace referencia a un estado "todo ha terminado. Ya no sufre...."  Este pensamiento a su vez se asocia a una situación mentalmente madurada y anticipada por la persona, mientras que su otro componente, la pena, angustia, tristeza, no es de tan alta intensidad, pero ahí está.
Lo que ocurre, cuando expresamos la tristeza, es que habitualmente acudimos a frases hechas que restan importancia a todo el componente emocional y psíquico que intentamos expresar. Frases como "no te preocupes, estoy bien, bueno ahí lo llevo..."  Instrucciones que intenta restar importancia emocional al sufrimiento. Recuerda que el sufrimiento puede ser un elemento rehabilitador si lo canalizas bien. 
Así en una situación tan excepcional como la muerte de un familiar, que ha fallecido sola, solo, y de la que no hemos podido despedirnos, esas instrucciones anteriores "no te preocupes, estoy bien, bueno ahí lo llevo..."  no son coherentes con el estado real y emocional y por tanto la mente no comprende en sí esas instrucciones. Es necesario por tanto, que te des el espacio necesario para sufrir y expresar tu tristeza y sus sentimientos evocadores, soledad, pena, angustia, orfandad, etc. Y hacerlo significa que tú realmente sabes que tienes esa necesidad e expresión. Hazlo y reparte interiormente

4. La despedida. La despedida significa, psíquica y emocionalmente, y de forma metafórica, que se pasa un página y que se cierra un libro. Es la frase acuñada que tenemos para entender lo incomprensible, la vida continua. Necesitaremos por tanto, cerrar esa página, que no implica olvidarse en absoluto de la persona, ni de temer a la desaparición de sus vínculos contigo. Significa una redención contigo misma, contigo mismo, donde de forma arrolladora, todo lo emocionalmente contenido se expresará en cascada para liberar a la persona de todos los pensamientos y sus emociones por la situación. 
Aplazar tu despedida significa que el duelo se ha perpetuado en una de sus fases más de lo deseado. Y esto ocurre muchas veces en la vida, sin estas circunstancias tan excepcionales. A veces, un duelo se nos hace difícil y por lo tanto se nos hace dis-funcional. Y por ello creemos que necesitamos ayuda para superarlo. 
Y aplazar la despedida, no significa que no podamos ir trabajando nuestro duelo en este momento. Un ejemplo es la entrada anterior que escribí, donde la técnica que te propongo te ayuda a identificar y expresar lo que sientes. Pero si tendrá que llegar, el momento en el que la despedida se produzca y paradójicamente esa despedida supondrá un reencuentro y un equilibrio emocional contigo y con ella, y esto representará una sensación de Paz Interior, contigo misma y con ella (la persona fallecida) El círculo se cierra.
Y la Paz Interior significa un sentimiento de tranquilidad contigo misma por ser totalmente consciente de que tú has hecho todo lo que era posible y dependía de ti. Y no implica no seguir sufriendo y añorando a la persona fallecida, aunque ahora lo haces desde la autocompasión y por tanto desde la autoliberación de la culpa por la situación vivida.

Espero y deseo que este texto te sirva para comprender lo que podemos sentir y pensar en situaciones tan dramáticas como las que podemos estar viviendo


 #QuédateEnCasaDía1        #QuédateEnCasaDía2     #QuédateEnCasaDía5






#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa
#Día5
#DueloenAislamiento
#EnfermedadCrónica
#EsclerosisMúltiple



 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.

miércoles, 18 de marzo de 2020

#QuédateEnCasa. #Día5. NO HE PODIDO ACOMPAÑAR A MI FAMILIAR INGRESADO.

La situación que estamos viviendo es tan imprevisible, que como estamos viendo, cambia sin apenas darnos tiempo para adaptarnos totalmente a esos cambios y esto hace que no podamos en muchas ocasiones, mentalmente nos mostramos resistentes a creer que lo que está sucediendo, nos está sucediendo a nosotros mismos.

Y entre tanto cambio es posible que una de las situaciones que más angustia nos esté provocando, es la de que algún familiar nuestro haya sido puesto en aislamiento. 

Esta situación en sí, ya es generadora de angustia, al no poder tener control sobre el estado en sí de la persona, que además se ve agravada por la gran incertidumbre sobre qué novedades comunicarán, cómo y cuándo. Y no sólo eso, es muy posible que esa angustia y estrés emocional, sea de una muy alta intensidad porque seamos conocedoras que nuestro familiar en aislamiento es un paciente en riesgo, por su edad, por sus patologías previas, etc...

A esto se le va sumando, la sobre-información y las noticias que a día de hoy, tenemos sobre fallecimientos de personas aparentemente sanas. Esta sobre exposición a la información no hace sino aumentar nuestro miedo, nuestra angustia y nuestro estrés emocional, lógico y natural, dada la situación.

También puede darse la situación, de que hayas perdido a un ser querido como consecuencia de este virus. 
Y en situaciones de pérdida, culturalmente, hemos aprendido a estar siempre con las personas a las que queremos para despedirnos de ellas y cerrar página. El entierro y la incineración, es una última despedida que abre nuestro sufrimiento, y da lugar a que se pronuncie sin miedo y no sentirnos cohibidos. 
Las lágrimas y el dolor, se expresan generalmente por todas las personas, y nuestro cuerpo y nuestra mente, pese al dolor emocional que quedará posteriormente, puede hacer frente a esa situación tan traumática y dolorosa a través de la canilización y exteriorización de nuestras emociones contenidas.

La situación tan excepcional que estamos viviendo, impide que esa despedida final se lleve a cabo aumentando el sentimiento de aflicción y dolor que se siente. aumenta también el sentimiento de culpa por no haber podido hacer más y a veces injustamente crea un sentimiento de culpa muy profunda por no haber podido decirle todo lo que queríamos y sentíamos.

El #Duelo, ha de vivirse y expresarse, por eso es necesario comprenderlo en sus diferentes fases. Es muy posible, como lector de este blog, que ya te hayas enfrentado a tu propio duelo en circunstancias anteriores a estas. Y digo esto, porque la naturaleza en la que se vive, la pérdida irremediable del para siempre, nos ayuda a comprender cómo afrontar el duelo.

Pero siguiendo la naturaleza de los motivos de esta vuelta al blog, y lejos de que esta entrada se convierta en una clase de qué es el duelo y cómo afrontarlo, voy a proporcionarte una estrategia que te será útil para canalizar tus emociones en esta primera fase del duelo, y que en algunas ocasiones, hemos trabajado ya anteriormente. 

Antes de ponerte con esta técnica, decirte que es posible que lo pases regular emocionalmente porque el objetivo es ayudarte a elaborar una posible despedida, que precisamente es lo que no se ha tenido.

  1. Antes de empezar es importante que elijas el momento apropiado para sentarte a escribir.
  2. Vas a intentar escribir una carta de despedida. Si la que escribes en un primer lugar, no satisface del todo tu necesidad, no te preocupes, puedes escribir tantas como necesites.
  3. No tienes límite de tiempo, como en la estrategia que te di hace dos días.
  4. Lo más importante es que todas las frases de esa carta se inicien de la misma manera, por ejemplo, si hemos perdido a nuestro padre, sería: Querido papá....
  5. De forma que todas las frases se iniciarán con Querido o Querida más el nombre de la persona a la que te quieres dirigir, su mote, la forma común en la que tú le llamabas.
  6. Expresa todo aquello que te gustaría decirle. Es muy posible que al poco de iniciar la carta te pongas a llorar. No te preocupes, es lógico y normal, además de ser parte del objetivo de esta estrategia, exteriorizar las emociones que se hacen plenamente conscientes a través de la carta.
  7. Finalizada la carta, puedes hacer con ella lo que desees, te pertenece a ti. Hay quien desea leerla en voz alta a los suyos. Hay quien espera para leerla a la persona perdida. Hay quien la entierra o la destruye y la mete en un macetero... La opción que elijas es válida, porque también hay gente que decide guardarla al lado de una fotografía. Tú eliges.
La técnica no tiene como objetivo neutralizar el duelo, sólo el de ayudarte a expresarte emocionalmente en su proceso.

Espero que te sea de ayuda, y si eres una de esas tantas personas que ha perdido a un familiar por la pandemia y el Covid-19, sólo me cabe expresarte mi más sinceras condolencias. Es posible que no te conozca de nada, pero supongo, que en una situación similar, me gustaría recibir algo así, da igual de quien provenga, alguien en un mundo conectado, se acuerda de mi dolor.

Un saludo, mucho ánimo y mucha fuerza.


 #QuédateEnCasaDía1        #QuédateEnCasaDía2






#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa
#Día5
#DueloenAislamiento
#EnfermedadCrónica
#EsclerosisMúltiple



 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.

domingo, 15 de marzo de 2020

#Quédateencasa. Día 2. Estado de Alarma.

15 de Marzo de 2020.

Un día más. 
Más información. Más novedades y quizás también más angustia, miedo social, pánico y ansiedad.

Ayer se decretó el estado de alarma. Y ante este cambio de escenario, tan necesario para contener la propagación del virus, y así ayudar a no sobre-saturar los servicios sanitarios y por ende a su personal, sanitario o no, es posible que también estén cambiando nuestros estados anímicos.

La entrada en vigor de este estado de alarma, genera también más alarma en nosotros mismos. Y es muy probable, incluso que el punto de alarma social haya desviado nuestra atención sobre nuestro principal nivel de incertidumbre, el miedo al contagio, al Covid-19  y a sus consecuencias, al menos momentáneamente.
Y este desvío atencional de nuestro nivel de alarma, de nuestra angustia y nuestro miedo, por momentos, después del activar el Estado de Alarma es posible que se haya dirigido a saber si tienes o no suficientes provisiones para pasar el confinamiento. 
Esta nueva preocupación, hace que tu mente agudice su criterio de vigilancia sobre la información y las novedades sobre el estado de la pandemia, algo, que ayer ya queríamos ir rebajando para poder hacer frente a una situación tan larga en el tiempo.

Y además es posible que algún familiar tuyo esté ingresado, pendiente de pruebas o con confirmación de contagio por Covid-19. Situaciones que escapan totalmente a nuestro control, y que sin duda nos generan más indefensión y miedo. En estos casos es necesario generar confianza en los equipos sanitarios, y comprender, pese a su estado de aislamiento, que está en la mejores manos y cuidados posibles en este preciso momento.
Sin embargo esto no quita que tengamos que sufrir y canalizar nuestro sufrimiento. Es posible también que todo se complique porque creas que por haber pequeños en casa, no deben ser conscientes del sufrimiento que sentimos. De forma que aparentemente vamos acumulando angustia, estrés emocional y ansiedad, y sólo llevamos dos días.

Voy a intentar recordarte una estrategia que tiene validez científica para regular emocionalmente a la persona, es como si reiniciases tus emociones negativas. Esto no significa que el sufrimiento por la persona ingresada desaparezca, pero sí ayuda a gestionarlo correctamente. Además esta técnica no rompe tu intimidad y por tanto, puedes expresarte libremente. 

Es muy posible que hayas trabajado ya conmigo esta técnica para afrontar algún proceso de tu vida. Si no lo has hecho, te la explico brevemente.

Escritura Expresiva de James Pennebaker.

Se trata de hacer consciente lo que pensamos y sentimos, canalizarlos al exterior, y no retenerlos dentro sin compartirlos con nadie, bajo la idea de que los demás ya tienen bastante con lo suyo.


Haremos consciente lo que pensamos y escribimos a través de la escritura. Así:
  1. Escribe lo que piensas y sientes, tal cual lo sientas y pienses. No buscamos una novela, buscamos expresar, por eso si tus frases o párrafos no tienen ningún nexo común, no te preocupes, escribe.
  2. Si quieres hacer referencia a un a persona en concreto, y no quieres nombrarla por "si acaso" puedes usar seudónimos, siglas, o incluso símbolos. Lo importante es que tú sepas a quien hace referencia.
  3. La tarea por día durará 20 minutos. Eso no significa, que durante 20 minutos te debes dedicar a la tarea sin interrupciones, es decir que no cojas el móvil hasta que finalice la tarea, por ejemplo. Por otro lado que la tarea dure 20 minutos, no significa que tengas que estar ese tiempo escribiendo sin parar.
  4. La Tarea tiene una duración de 4 días, que deben ser consecutivos para que la evidencia de la técnica sea efectiva, y por tanto, puedas canalizar de forma eficaz las emociones negativas. Esta tarea no tienes que repetirla semanalmente, se trata de que cuando emocionalmente estés saturada o saturado, pongas en marcha la estrategia.
  5. Una vez finalizada la tarea, puedes conservarla o destruirla, como tú quieras.
Espero que en la medida de lo posible, esta entreada y la técnica que te propongo, te sea de utilidad. 
Un saludo y seguimos trabajando para ti.

Bibliografía.

I FernándezD PáezPennebaker - Ansiedad y estrés, 2004 - ehu.eus



#QuédateEnCasaDía1        #QuédateEnCasaDía5

#QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa
#Día5
#DueloenAislamiento
#EnfermedadCrónica
#EsclerosisMúltiple


 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.
AGDEM

sábado, 14 de marzo de 2020

#QuédateEnCasa. Día 1.

Hace algún tiempo ya, y por circunstancias especialmente duras para mi, y de naturaleza personal, decidí aparcar momentáneamente las publicaciones en el blog, hasta ver nuevamente la necesidad de escribir. El momento para volver a sentarme y escribir ha sido hoy. 

Son, están siendo, y muy posiblemente serán momentos difíciles y excepcionales, que muy probablemente, ninguno de nosotros haya vivido con anterioridad. Nos enfrentamos por tanto, a una situación nueva, que nunca antes hemos vivido, pero que mentalmente evoca una sensación que sí puede resultarnos conocida, hacer frente a la incertidumbre, a la pérdida de control de nuestras vidas, al miedo más emocional conocido y a la necesidad de cuidarnos y proteger a nuestros seres más queridos. Y todo esto, que ya es muchísimo para una sola persona, viene unido con la sensación de que ya no somos nosotros solos, como cuando fue el momento del diagnóstico de la enfermedad, le ocurre a todo el mundo, y por tanto la sensación de miedo, descontrol e incertidumbre, además de global es más desbordante.

Pero lejos de escribir qué características tiene este momento, y considerando que este parón para evitar enfermar pueda pasar alguna factura a las formas de seguir desarrollando niveles básicos de auto-cuidado, os hago llegar el trabajo conjunto y las primeras recomendaciones que el equipo de profesionales de nuestra asociación, Asociación Granadina de Esclerosis Múltiple, irá desarrollando para intentar mantener el nivel de bienestar que veníais trabajando hasta ahora.

Muchas de las cosas, que durante estos días vamos a hacer constantemente es estar es expuestos diariamente, y por diversas vías, a la sobre-información que la situación que tanta angustia nos está generando por desconocimiento y falta de control, nos demanda.
Sin embargo, estar sobre-expuesto a tanta información, procedente de tantos lugares y por tantas vías tan inmediatas, lejos de ayudarnos, puede perjudicar nuestro trabajo rehabilitador realizado hasta el momento. En ese sentido, tenemos dos recomendaciones básicas que hacer y que lejos de parecer simples, os resultará más difícil de lo que creéis.

  1. No compartas ni reenvíes información no fiable, no procedente de fuentes oficiales a pesar de su titular.
  2. No estés constantemente bajo la necesidad de conocer cómo van las cifras y por tanto de estar constantemente informado. Deja que el día transcurra pese a la sobre-información.
Y aparentemente es fácil, pero como digo, no tanto como se cree. Uno de los motivos, es la necesidad que tenemos de estar informados para tener la situación bajo control y el otro motivo principal, es que creemos que tenemos que informar a nuestros seres queridos, por si acaso. 

Tanta necesidad constante de estar a cada segundo informado, llega a saturar la mente, a cansarla y fatigarla, pese a no estar haciendo nada de nada, solo pasar el tiempo en casa, viendo el móvil, la tele sentados en nuestro sillón, sin prisas y con la sensación de tener todo el tiempo del mundo. Y este cansancio mental y emocional, en ocasiones puede poner en riesgo las cosas que antes hacías por ti y para ti, y que bien sabías que te hacían sentir bien, como la rehabilitación fisica y mental que llevabas a cabo. Con esta finalidad surgen esta serie de entradas.


Puede parecer difícil llevar a cabo ejercicios de rehabilitación de fisioterapia, cuando sabemos que durante días, nuestra fisio no estará a diario con nosotros.
Sin embargo muchos de los ejercicios que nuestras fisios te hacen hacer, puedes hacerlos tú en casa. 
Recuerda que muchas de las acciones de fisioteripia las tienes ya interiorizadas. Saca tiempo para intentar replicarlas en casa, e intenta no estar inactivo. Esa es quizás la consigna más importante, no estés mucho tiempo sin hacer nada y en la misma posición. Ya sabes que eso favorece que tu cuerpo esté más espástico, anquilosado y rígido. Dedíca por tanto, 30 minutos diarios siempre que puedas, con ayuda si es necesario, a generar actividad en tu cuerpo y hazle recordad a tu cerebro, los ejercicios que practicas constantemente en la sala de fisio. 

La terapia ocupacional, qué cosas puedes hacer en casa para generar rehabilitación de movimientos, destrezas, habilidades. Nuestra terapeuta ocupacional nos pide no mantener la misma postura 30 minutos. En el caso de que precises ayuda para cambiarla, pídela.
Realizar tareas de casa, es en sí toda una actividad re habilitadora que hace que tu cerebro y también tu mente trabajen instrucciones que ya conocen, habilidades que entrenan y por tanto generan mantenimiento de conexiones. Las partidas de cartas, dominó, hacer puzles, por ejemplo, son juegos que exigen poner en práctica no sólo destrezas motoras, sino también mentales y esto genera una ganancia importante para la persona. Jugando no sólo entrenas tu cerebro y tu mente, también te distraes, socializas y lograrás impacto emocional en tu sentido del humor.

Otras de las acciones a cuidar, son los cuidados propios derivados del área de Logopedia.

Es importante poner en marcha a la hora de conversar una buena respiración, que ya tienes más que entrenada. Enlentece, desplaza el abdomen con cada inhalación, e inhala despacio por la nariz . Después sueltas lentamente por la boca.
Van a ser muchas horas en casa, por eso sería importante que al menos, dos horas de las 24 que tiene el día, las dediques a leer en voz alta, o a hablar con los tuyos. Si lo haces, es importante que no uses coletillas que te sirven para salir del paso, cuando la palabra que quieres decir, no aparece, ya sabes...eso, tu me entienes ¿verdad?....
En nuestro congreso vimos la importancia de la deglución. Es importante comer despacio, masticar bien y tragar con atención plena. Recuerda que si comes muy deprisa, habrá un impacto en la digestión, además de ser un indicador de ansiedad. Al menos 25 minutos para comer, es un buen momento para hablar en familia. Y recuerda que si comes viendo la tele, has de estar frente a ella y no en el lateral.

En el área de la Psicología, nos hemos centrado en estas primeras recomendaciones, por creer que son básicas para poder desarrollar niveles de afrontamiento a la situación adversa que se nos presenta en el horizonte. 
Lo más importante para mi, es no estar constantemente pendiente de la situación epidémica. Es algo parecido a tener la necesidad de estar bajo una situación de alerta, peligro y miedo, y eso es de por sí ya agotador, ansioso y estresante, que quizás puedas ver reflejado en pequeñas cosas que haces, como hablar menos, contestar menos adecuadamente, etc. Es por tanto imprescindible, como hacías antes de esta situación, tener dos horas para ti. Antes cuando pasabas por la asociación, el gimnasio, el trabajo, etc, el móvil y la tele no estaban constantemente informando, sino que a lo mejor te servía para distraerte. Es por tanto fundamental que busques ese momento de distracción dejando el mundo virtual. Aumenta las relaciones sociales en casa, haciendo cosas entre todos. Si has estado trabajando ya la canalización emocional como técnica de afrontamiento, es bueno que sigas expresando cómo te encuentras y además saber cómo se encuentran los tuyos, de forma que toma la iniciativa para preguntar, saber, etc. 


Poco a poco, intentaremos ir actualizando las acciones que podréis ir haciendo, con la única finalidad que este período, no os suponga un descuido en todos los niveles de cuidado, porque aparentemente el período va a ser largo, y por tanto necesitamos ir manteniendo niveles de cuidado que nos permitan acciones de rehabilitación mínima.

Un saludo, Alberto




Te animo a dejar tu comentario sobre esta entrada.
Comparte esta entrada, genera conciencia social
 ¿Quieres enviar tu historia? Aquí


 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.
AGDEM

domingo, 8 de septiembre de 2019

SOMOS CUIDADORES: UNA EXPERIENCIA VITAL. Ponentes del Congreso Provincial Personas y Esclerosis Múltiple.

Cuándo tuvimos la idea de desarrollar un Congreso, tuvimos claro desde el principio tres aspectos claves:

  1. la primera idea que tuvimos fue usar todos los activos que nuestra asociación tiene. Queríamos contar con la experiencia real de personas reales, que pudieran ayudar dada la acumulación de experiencia vital, que como persona afectada, como cuidador conviviente o como profesional han logrado acumular en relación a la esclerosis múltiple.
  2. La segunda idea era que estuviesen presentes en todas la mesas, las personas que de verdad tienen relación de una forma u otra con la esclerosis múltiple. Queríamos que las personas asistentes, oyesen la experiencia real de personas.
  3. La tercera idea fue, hacer protagonista a la persona sobre su enfermedad. 
Con estas tres claves, empezamos a buscar entre todas las personas que conocemos, personas que en base al programa científico que se presentó, pudieran dar respuesta a las posibles necesidades que las personas asistentes puedan presentar.

El día 30 de Octubre a las 17:30 horas en la Mesa Debate: Somos Cuidadores: una experiencia vital, el Comité Científico, invitó a los siguientes ponentes.


Para más información o asistir al congreso. 
Teléfono 958-57-24-48.
granadadepersonasapersonas@gmail.com

Sin duda, el impacto psicológico y emocional en las personas familiares de personas afectadas por esclerosis múltiple, es real. Y tampoco ellas, las personas familiares han tenido tiempo de reacción al diagnóstico de su ser querido, ni formación que les permita conocer la enfermedad y la interferencia que la enfermedad pueda provocar. Es posible que tampoco hayan sido formados en cuidados, de forma que las personas familiares, cuidadoras formales o informales, han tenido, en la mayoría de los casos y salvando excepciones que trabajar su propio rol y aprender de su propia experiencia, como probablemente han hecho las personas afectadas de su familia.

En nuestro Congreso Provincial, Personas y Esclerosis Múltiple, contaremos con cuatro personas convivientes de personas afectadas, cuidadores formales e informales. Cada ponente nos presentará la experiencia propia. 
Sin duda, las personas que os presentamos, recogen diferentes realidades capaces de recoger la realidad familiar de otras muchas personas, aunque no personal, aunque sin duda su experiencia será de gran ayuda.

Félix Bravo González.



Félix Bravo acumula gran experiencia en el mundo del Cuidado a personas dependientes. Metódico con gran implicación personal, Félix desde el momento del diagnóstico de su enfermedad, trabajó no sólo para ayudar a cuidar a su mujer, Manoli, afectada de esclerosis múltiple desde el año 2003, sino que también trabajó para formarse a sí mismo como cuidador y como formador de otras personas cuidadoras, siendo formador en el aula de personas cuidadoras en la Escuela Andaluza de Salud Pública.
Su implicación, le hizo ser, una persona referente en el universo de la esclerosis múltiple como formador y como activo en sí, siendo miembro activo de la Junta Directiva de AGDEM, Asociación Granadina de Esclerosis Múltiple desde el año 2007-2019.
Ha escrito y colaborado en diferentes artículos sobre la esclerosis múltiple siendo su Tesis Doctoral "Personas Afectadas de Esclerosis Múltiple: Estrategias Vitales y Participación Social" 


Francisco Lao Peña.


Francisco es una persona activa en el voluntariado social, solidaria y que acumula la experiencia que pocas personas pueden contar. Tres de sus miembros familiares están afectados por la enfermedad. A pesar de ello, Francisco, refiere aportar positivismo al clima familiar y personal. 
Experto en comunicación, Francisco tiene la cualidad de llegar fácilmente a las personas con un discurso empático y lleno de lógica. 

Nuria Vidal Rodríguez.


Nuria Vidal, ha hecho de una de sus talentos, la comunicación, una de sus ilusiones, y como ella dice de sus mejores terapias, escribir cuentos infantiles. Y da la casualidad, que hasta el momento, los cuentos de Nuria, hacen referencia a criterios propios de la Resiliencia, la superación del miedo, mientras que el segundo habla del amor filio-parental y de la necesidad de la inclusión de personas con diversidad funcional, por tanto de una gestión emocional adecuada de la situación.
Para Nuria, lo más difícil es la necesidad de adaptarse continuamente a una progresión, que cuando se presenta, puede traer cosas peores que la anterior. 
Nuria, en cuentos o persona, tiene mucho que contarnos. 

Juan Adame Carbonel.



Juan Adame, viene del mundo de la educación. En su vida persona convive con dos personas afectadas por esclerosis múltiple, su mujer y su hijo. Inquieto y con necesidad de conocer más de lo que sabe, Juan Adame siembre intenta consensuar qué cosas podrían mejorar la calidad de vida de sus familiares afectados. Es una persona tranquila que decidió abandonar su trabajo profesional de éxito para dedicar su esfuerzo persona a su familia.



Todos ellos de una forma u otra son cuidadores, formales e informales y ha pasado por diferentes experiencias profesionales, personales y sociales que le han ayudado de una forma u otra a conocer más y mejor la enfermedad que padecen sus familiares y por tanto a implicarse mejor en los niveles de cuidado.
De todos ellos podríamos escribir mucho, pero lo mejor será ir a oír qué tienen que contarnos.
Como ponentes de nuestro I Congreso Provincial, Personas y Esclerosis Múltiple, nos contarán cómo han trabajado su realidad desde que tuvieron contacto por primera vez con el universo de la enfermedad y cómo a día de hoy, logran ayudar y ayudarse a sí mismas.



A todas estas Personas, le damos las gracias anticipadamente por su disponibilidad tan inmediata.





Te animo a dejar tu comentario sobre esta entrada.
Comparte esta entrada, genera conciencia social
 ¿Quieres enviar tu historia? Aquí


 

Autor del Blog y de la entrada
Alberto José Ruiz Maresca.
Psicólogo General Sanitario
NICA 24045 Nº Col AO 04033.
AGDEM